Conoce las costumbres de Alemania que marcan la diferencia entre otros países

Si eres extranjero y deseas visitar o vivir en Alemania es muy importante que conozcas las costumbres básicas que diferencian su cultura de otros países. De este modo, podrás amoldarte al estilo de vida y evitar salirte de los parámetros establecidos.

La ecología es la clave

Reciclar es obligatorio para los ciudadanos. Cada hogar y calle debe tener sus contenedores de  plástico, cartón y papel con sus respectivos colores, y adicionalmente hay varios puntos en la ciudad donde se colectan los vidrios. De no cumplir con ello, las personas pueden recibir multas.

La puntualidad se respeta

Llegar tarde no es una opción dentro del país, sea para esperar el bus en la parada, reuniones sociales o convocatorias. Los ciudadanos son radicales y no están dispuestos a esperar por mucho tiempo. Recuerda si llegas cinco minutos antes, estás a tiempo; pero si llegas a tiempo, ya estás tarde.

Asimismo, llamar o visitar después de las 9 pm se considera descortés ya que el descanso y privacidad tiene mucho valor para los alemanes.

Las normas son estrictas y se cumplen

No cabe duda que en Alemania las leyes se cumplen, los actos delictivos son inusuales y actividades simples como cruzar el semáforo rojo o caminar por el lado de los ciclistas son muy mal vistas además de multadas por las autoridades.

Por otro lado, la tranquilidad y el descanso son muy importantes. No está permitido construir o martillar los domingos para no molestar a los vecinos en su día libre, además de 1:00 p.m a 3:00 p.m no es permitido hacer mucho ruido. Actividades como aspirar, hacer reparaciones en la casa o poner música a un alto volumen puden incomodar a tus vecinos en su Mittagspause o pausa del medio día, al igual que poner música a un volúmen alto después de las 10 pm.

Visitas descalzas

Una costumbre de los alemanes al ir de visita es quitarse los zapatos en la entrada. La calefacción de las casas hace que sea cómodo hacerlo, además las lluvias que concurren durante el año suelen ensuciar el calzado.

Precavidos a la hora de pagar

Pedir préstamos al banco o el uso de tarjetas de créditos son poco frecuentes debido a que es importante demostrar estabilidad económica primero y tratar de no gastar lo que no se puede pagar, siempre acorde a tus ingresos.

De igual forma, para no gastar más de lo necesario, se tiende a pagar en efectivo. Esto aumenta considerablemente las capacidades ahorrativas.

Datos curiosos

  • Las bolsas de plástico están prohibidas en Alemania, por eso la mayoría de la gente siempre lleva consigo bolsos, canastos o bolsas de tela cuando hacen las compras. En caso de que hayas olvidado la tuya en casa, puedes comprar una de tela en el super.
  • Los días soleados son escasos, así que cuando esto ocurre es normal ver a las personas usar poca ropa o vestimenta de playa para salir a tomar el sol en la ciudad.
  • Los alemanes visten de forma sencilla, no suelen ser extravagantes ni arreglarse demasiado para salir casualmente, sin embargo, al ir a una reunión formal se vestirán de forma presentable y elegante.
  • La mayoría de los alemanes sólo se duchan entre una y dos veces a la semana. Sin embargo suelen hacerse el llamado “baño de gato” para mantenerse aseados.
  • Cuando estés haciendo tus compras, recuerda que no hay empacadores, y que a los alemanes no les gusta esperar. Por eso debes ser muy hábil poniendo los productos sobre la tira que va hacia la caja, pagando y poniendo los artículos de nuevo en el carrito. Después puedes hacerte a un lado y empacar con tranquilidad.
  • ¡Nunca acaricies a un perro que no conozcas sin preguntar! Esto es algo que molesta mucho a los alemanes. Debido a la cantidad de leyes y normas, se cuidan mucho con este tipo de cosas, ya que si el perro llega a atacarte o a hacerte daño, lo más probable es que deban pagar una multa. Por eso prefieren curarse en salud y no dejar que la gente toque a sus mascotas.

Nuestro web utiliza cookies para ofrecerte una mejor experiencia en esta página. Protección de Datos