Conoce las cosas que nunca debes hacer estando en Alemania

Ir a Alemania es una experiencia sin igual. Podrás conocer una cultura muy rica en tradiciones y en resumidas cuentas, te encontrarás con un país funcional en todos los sentidos. Sin embargo, también hay cosas que no debes hacer y las conoceremos a continuación.

No cuidar el medio ambiente

En Alemania, la ecología es un estilo de vida y exige a todos los ciudadanos separar los residuos y reciclar los elementos reutilizables, además las personas cada vez más optan por usar materiales biodegradables para envolver comida.

Por supuesto, botar basura en sitios donde no corresponde como en las aceras contribuye a la contaminación, es mal visto y puede ser motivo de multa.

Mantén tus manos fuera del claxon

Parquear el auto en los sitios indicados, estar atento a los peatones y nunca cruzar con el semáforo en rojo, son algunas de las normas de tránsito universales. Pero en Alemania rigen normas que en nuestros países son comunes, por ejemplo NO PITAR. Es muy raro escuchar en la calle carros haciendo sonar su claxon innecesariamente, sólo en casos de extremo peligro para avisar al otro que está a punto dañarte o dañarse a sí mismo.

No respetar los horarios

Los alemanes son conocidos por su puntualidad. Aún cuando hagas un plan casual con un amigo debes ser muy cuidadoso con el horario. Llegar tarde o sobre la hora podría ser visto como descortés.

Si estás acostumbrado a recordarle a tus amigos días antes o incluso horas antes que quedaron en verse, acá no tendrás que hacerlo, ni esperes que lo hagan contigo. No importa si la cita fue hecha hace unos meses, un alemán ya la tiene agendada y no faltará ni llegará tarde.

Ser impaciente en sitios públicos

El esperar educadamente a que los peatones salgan con calma de algún ascensor, autobús o estación de metro es la costumbre en Alemania.

Asimismo, no dejar salir o bajar tranquilamente y tropezar con desesperación con las personas al subir, será de mala educación.

Hacer ruidos en momentos de descanso

Los días de descanso como los domingos son muy respetados en Alemania, por lo que realizar construcciones está prohibido estos días.

De igual forma, hacer ruidos como poner música alta después de las 10 p.m cualquier día de la semana, puede ser un motivo de quejas por parte de los vecinos y puedes recibir la visita de la policía.

Usar zapatos dentro de las casas

Una costumbre común en el país es estar descalzos en casas ajenas. Ir de visita y utilizar calzado puede llegar a ser molesto para los propietarios ya que muchas veces estos están sucios y por consiguiente también se ensuciaría la casa.

Realizar visitas sorpresas

En este país, las personas son precavidas y les gusta planificar las cosas con anterioridad, por lo que una visita sorpresa puede llegar a ser irritante ya que nunca se sabe que se puede estar interrumpiendo. Así que lo mejor es avisar y acordar con tiempo la hora en la que se desea visitar.

¡Pilas con las fotos que tomas!

Cuando estés por la calle y quieras tomar fotos, debes tener mucho cuidado de no capturar directamente la cara de una persona, ¡sobre todo de niños! Los alemanes son muy cuidadosos con eso y podrían molestarse. Es más, en su mayoría no publican ni siquiera fotos de sus hijos en redes sociales para proteger sus datos.

Nuestro web utiliza cookies para ofrecerte una mejor experiencia en esta página. Protección de Datos